Una finesa viviendo en La Sagra

Escrito por: Larissa Pääkkönen

Llevo cuatro meses viviendo en Numancia de La Sagra y cada día aprendo cosas nuevas de este lugar. No conozco Numancia de La Sagra tanto como querría, a pesar de que es un pueblo muy pequeño. Las primeras semanas me perdí totalmente aquí y los únicos lugares a los que sabía cómo llegar eran mi casa, la oficina de Proyecto Kieu, una tienda china y el supermercado DIA. El segundo día después de llegar estuve caminando por el pueblo, pero estaba tan abrumada por todo lo que había cambiado mi vida que no podía recordar casi nada al día siguiente. La razón principal por la que no conozco bien este lugar es que he estado trabajando en otros pueblos más que aquí. Conozco Villaseca de La Sagra, Añover de Tajo, Yuncos y Esquivias bastante bien en este punto. Pero ahora que estoy trabajando principalmente en Numancia de La Sagra, he podido conocer este lugar mucho más.

IMG-20180724-WA0004

    Me gusta mucho vivir en un pueblo pequeño como éste, pero a veces deseo que haya más cosas que hacer y lugares a los que ir. Casi todo lo que necesitas está en una calle y esa es también una razón por la que no he explorado tanto. Por lo general, después del trabajo estoy demasiado cansada para ir hasta Mercadona (al otro lado de la carretera A-42), así que compro lo que necesite en DIA. También es muy difícil para mí ir a comprar cosas debido a mis alergias y al hecho de que no hablo español y que la mayoría de las personas aquí no hablan inglés.

    La gente aquí es realmente diferente a la de Finlandia. Siento que son más abiertos/as, relajados/as y siempre felices. Incluso cuando no te conocen, te saludan en las calles. Es realmente bueno que la gente intente ayudarte, incluso cuando no tienes un lenguaje común. Además, aquí las personas pasan su tiempo en las calles, mucho más que en Finlandia, por lo que siento que todo el mundo se conoce. Y, por supuesto, este es un lugar mucho más pequeño que mi ciudad natal, Lappeenranta, por lo que es mucho más fácil conocerse.

    Hay muchas diferencias entre Finlandia y España. Cuando llegué a Numancia de La Sagra, la primera diferencia que noté fueron los picaportes. En la mayoría de las puertas delanteras, el pomo están en el centro de la puerta. Eso es algo que aún olvido a veces cuando cierro puertas. Usar zapatos dentro es algo que nunca he entendido y también es algo que generalmente olvido. En Finlandia es grosero llevar zapatos dentro de casa. Al principio lo recordé e incluso tenía mis propios zapatos de interior en nuestro apartamento, pero cuando estuve de visita en Finlandia durante dos semanas, olvidé por completo todo lo que llevaba dentro y ahora ya no uso zapatos en casa.

    Una diferencia realmente grande es la siesta. En Finlandia no tenemos eso, pero entiendo por qué tienes que tenerlo aquí. Hace demasiado calor para trabajar durante esas horas. Las comidas también son muy diferentes. En España el desayuno es a las 9 am, el almuerzo a las 2 pm y la cena a las 10 pm. Por lo general, en Finlandia, el desayuno se sirve a las 7 am, el almuerzo a las 11 am, la merienda (generalmente el café) a las 2 pm, la cena a las 5 pm y la merienda, de nuevo, a las 9 pm. Así que los/as fineses/as comen más a menudo y porciones más pequeñas. La comida también es bastante diferente. He aprendido que aquí hay mucha comida frita y azúcar. No me gusta el azúcar, asique para mí la comida generalmente no es lo suficientemente salada y tengo que agregar sal a casi todo. También usan mucho ajo, pero afortunadamente eso es algo que me gusta. En Finlandia no tenemos tapas y eso será algo que eche de menos cuando me vaya. Aunque, no me acostumbro el agua del grifo en España. Después de pasar dos semanas en Finlandia por vacaciones, cuando volví, incluso el agua embotellada tenía un mal sabor.37924137_10214524259798571_7856098726073335808_o

    Una de las diferencias más visibles es la basura. Aquí la gente simplemente tira todo al suelo y hay muy pocas papeleras en la calle. En Finlandia, rara vez se ve basura en el suelo porque hay muchísimas por todas partes. Cada casa tiene sus propios contenedores y cada familia clasifica su basura para que sea correctamente reciclada. Si no lo haces bien, la persona que la recoge puede negarse a retirarla e incluso es posible que tenga que pagar más por eso.

    Una de las pocas cosas que no me gustan aquí es el transporte público. Los autobuses siempre llegan tarde y no hay muchos desde Numancia de La Sagra a Madrid o Toledo. Cuando voy a Esquivias a trabajar, tengo que caminar hasta Yuncos y tomar un autobús desde allí hasta Illescas, y, después, esperar 40 minutos para llegar a Esquivias. Y si pierdo ese autobús, no hay ninguno más antes de que comience mi jornada. Por lo general, paso más tiempo en el autobús y esperando el autobús que en el trabajo. El viaje a Esquivias y de regreso a casa toma seis horas y mi trabajo allí es de solo una hora y media. Y en auto solo toma aproximadamente 10 minutos o menos para llegar allí. Así que realmente me molesta cuando tengo que tomar el autobús.

    Me encanta el clima de España, aunque a veces hace demasiado calor para moverme. Aunque la temperatura es mucho más alta, el verano aquí es mucho más tolerable que en Finlandia debido a la humedad. Estoy esperando el invierno español porque todos dicen que va a hacer mucho frío. Pero para mí, cuando la temperatura no es tan fría como en Finlandia, es muy difícil imaginar que va a hacer frío. Pero por otro lado, ahora estoy más acostumbrada al clima español, por lo que puede sentir frío. Una cosa que realmente quiero hacer es ir a alguna playa antes de irme.

    Realmente me gusta la música española y que tienen muchos festivales y eventos con diferentes tipos de música y arte. Es realmente bueno que incluso los pueblos pequeños tengan sus propias fiestas. Una cosa a la que no estoy acostumbrada es que los eventos comienzan muy tarde y duran hasta la mañana siguiente. Siento que no tengo suficiente energía para mantenerme despierta tanto tiempo. A veces siento que soy demasiada vieja para eso, pero luego veo que las personas que tienen más de 80 años están también en la festividad y creo que tal vez sea porque no estoy acostumbrada a estar despierta a esa hora.

    La mayor parte del tiempo disfruto mi vida aquí y, a veces, incluso siento que no quiero volver a Finlandia. Me siento mucho mejor aquí. Sólo deseo poder aprender el idioma y poco a poco me estoy volviendo más y más española.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s