La Santa y Profana Torrija

De vino, de leche, miel… ¿cuál es tu variedad preferida? No cabe duda que hablamos del dulce más típico y versátil de la Cuaresma y Semana Santa: la torrija.

A pesar de tratarse de un producto a priori muy simple, hay multitud de matices y es complicado encontrar dos torrijas de dos sitios diferentes que nos sepan igual. ¿La favorita? Normalmente la de tu padre/madre o abuelo/a.

Torrijas

¿Pero conoces el origen de este delicioso manjar?

Las primeras referencias a la torrija se remontan al siglo IV o V en el recetario “De Re Coquinaria: antología de recetas de la Roma imperial”, atribuido a Marco Gavio Apicio. Desde esa fecha, se han encontrado múltiples variaciones hasta que en el siglo XIV se encuentra la primera mención a la “torreja”. En esta mención se elabora con miel, pan y huevos.

Receta de torrijas de Francisco Martínez Montiño, 1611

A día de hoy determinar el lugar y la época es una tarea muy complicada, aunque tenemos suficiente información para determinar que se trata de una antigua receta europea, probablemente de tradición romana. Porque no, no es un postre exclusivo de España – aunque nosotros le damos nuestro toque, ¡por supuesto! Otros países de Europa tienen también su propia versión de torrija tradicional. En Francia la llaman pain perdu (o pan perdido), en Reino Unido poor knights of Windsor y en Alemania Arme Ritter. Los portugueses las conocen como rabanadas, aunque son un dulce más típico de Navidad. Para el continente americano son french toast, para los suizos las fotzelschnitten, los austríacos pofesen, húngaros bundás kenyér y wentelteejfe en Países Bajos.

La torrija fue asociada a diferentes creencias, y dado que uno de sus ingredientes principales es la leche, y que entonces se creía que el consumo de leche ayudaba a estimular la secreción de leche en las mujeres, se consideraba muy beneficioso que las futuras madres consumieran este producto por sus beneficios en la lactancia materna. Tal fue la popularidad de esta creencia que en el año 1705 en el Diccionario Nuevo de las Lenguas Española y Francesa se la define como “rebanada de pan frita y untada en miel que se da a las mujeres paridas en España”.

Diccionario Nuevo de las Lenguas Española y Francesa, 1705

Cómo ha podido llegar a convertirse en el producto por excelencia consumido en Semana Santa todavía es algo en lo que los expertos no se ponen de acuerdo, pero lo que sí podemos tener en cuenta es que, al tratarse de un producto con un alto aporte de calorías, no es de extrañar que, en fechas en las que se limitaba el consumo de carne, las torrijas fueran una fuente segura de energía.

Existen ciertas creencias como que el pan simboliza el cuerpo de Cristo y el vino su sangre, pero parece ser más un mito que otra cosa, teniendo en cuenta que hasta hace 200 años las torrijas estaban asociadas a algo tan carnal como las recién paridas.

¿A qué os han entrado hambre? ¡Disfrutadlas!

Si has llegado hasta aquí es que te gusta y te interesa el trabajo que hacemos. Aunque LVS es gratuita, hacerla no es gratis. Por eso, te animamos a que te suscribas a nuestra revista por 1€ al mes y que nos ayudes a difundirla compartiendo los artículos con tus contactos. De esta forma ayudarás a que el talento sagreño pueda crear valor en nuestro propio territorio.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s